QUIÉNES SOMOS

Somos un equipo, somos padres, y te acompañamos etapa tras etapa, desde el primer contacto hasta el nacimiento del bebé.
Somos un equipo de educadores, mediadores familiares y abogados, dedicado a la orientación y el asesoramiento de parejas y personas solteras que deciden tomar el camino de la maternidad subrogada para convertirse en padres.
Los fundadores de BABYYOU somos padres de tres hijos que han sido concebidos por medio de la  maternidad subrogada en Estados Unidos: conocemos las dificultades con las que los futuros padres pueden encontrarse a lo largo de este hermoso viaje, tanto de carácter logístico y organizativo, como de orden emocional, legal o burocrático.
Nuestra agencia ofrece una amplia gama de servicios que cubren las distintas necesidades de los futuros padres: desde una información completa y detallada del proceso, como idóneo y deseable punto de partida, hasta el acompañamiento, etapa tras etapa, a lo largo de todo el camino de la gestación para otros; desde el primer contacto hasta el nacimiento del bebé.
Maternidad subrogada

COMPROMISO ÉTICO

Creemos que orientar y asesorar en el ámbito de la maternidad subrogada entraña un compromiso ético. En BabyYou trabajamos con clínicas y agencias surrogacy de Estados Unidos y Canadá porque en ambos países se garantiza la legalidad de todo el proceso y se respeta a todas las partes que participan en el complejo camino de la gestación para otros. Nuestras razones:

CREEMOS  QUE  ORIENTAR Y ASESORAR EN EL ÁMBITO DE  LA MATERNIDAD SUBROGADA ENTRAÑA UN COMPROMISO ÉTICO.

DEMOCRACIA

La existencia o no de democracia en una sociedad es un factor político determinante: cualquier proyecto de vida se ve afectado por ello. También, naturalmente, un proyecto de paternidad y maternidad.

La democracia ofrece garantías de seguridad jurídica y respeto para el niño, para los padres y, muy especialmente, para las mujeres que hacen posible el proyecto. La democracia permite asimismo dar al niño, en virtud del ius soli, la nacionalidad del país de nacimiento (sin menoscabo de la adopción de la nacionalidad de los padres). La democracia, por último, permite acceder a la maternidad subrogada a todo tipo de parejas: hetero, homo y transexuales; a quienes mantienen un régimen  de convivencia, a quienes están casados y a quienes deciden formar una familia sin tener pareja.

Por todo ello, creemos que un país donde existe una democracia efectiva es el mejor lugar para dar a luz a nuestro hijo.

DERECHOS DE LAS MUJERES

Sabemos que en Estados Unidos y en Canadá, las mujeres que deciden llevar a término un embarazo para otros no se ven obligadas a hacerlo. Es un acto radicalmente libre y voluntario.

La libertad también es económica. No se trata de mujeres cuya pobreza pudiera inducirlas a llevar a cabo una gestación para otros sin estar convencidas: una de las condiciones de la surrogacy es que todas las posibles gestantes cuenten con recursos económicos suficientes y un buen nivel de vida. Las mujeres deben someterse además a exámenes psicológicos, deben haber tenido ya a sus propios hijos y no haber sufrido condenas penales o civiles, ni ellas ni sus maridos o parejas.

NUESTRA FILOSOFÍA

Tras nuestra exigencia de condiciones democráticas y de respecto a los derechos de las mujeres subyace nuestra filosofía. BabyYou no propone el alquiler de partes de un ser humano: proponemos un camino conjunto y colaborativo en el que las mujeres que deciden emprenderlo junto a las futuras familias, ayudan de forma libre y consciente a parejas o a personas que sin su ayuda no podrían ser padres.
baby-banner-04

LEGALIDAD

En Estados Unidos y en Canadá, todos los aspectos de la surrogacy se rigen por leyes estatales que garantizan el respeto y los derechos de todas las partes: los padres, la donante de óvulos, la gestante de apoyo y el futuro bebé.

El propio proyecto de paternidad y el vínculo entre genitores e hijos goza de un estatuto jurídico propio derivado de un acto legal por el cual un juez da instrucciones a los funcionarios del Registro Civil para que elaboren el Acta de Nacimiento del bebé.

Todas las cuestiones relativas a las condiciones democráticas y a la seguridad jurídica a las que nos hemos referido más arriba son para nosotros esenciales y no renunciables. Sabemos que con ello, y con la elección que se deriva en cuanto a los países con los que trabajamos, seleccionamos a nuestros clientes potenciales, pero no creemos que sea éticamente admisible trabajar sin esas garantías.

Nuestra agencia trabaja para ofrecer garantías a todas las personas implicadas en el proceso de la maternidad subrogada pero, sobre todo, quiere garantizar la dignidad y los derechos de las mujeres. Por ello, en BabyYou no hablamos de “vientres de alquiler” sino de surrogacy, Gestación de Apoyo (GDA) o Gestación para Otros (GPO).

Baby You